esende
.

Leyendas del islote ibicenco Es Vedrá

El islote ibicenco de Es Vedrá está situado al suroeste de Ibiza. Fue bautizado por los propios habitantes de Ibiza como un lugar emblemático y enigmático, ya que está envuelto de leyendas de carácter místico.

La gran mayoría de turistas que se desplazan hasta Cala d’Hort para ver desde la playa esta gran piedra que destaca del islote, no saben sobre las leyendas que lo rodean , pero sí sienten una sensación que no notan en otro sitio. Esto llegó a oídos de varios psíquicos y parapsicólogos, y lo que a simple vista parece una piedra en pleno mediterráneo, es realmente un gran acumulador de energía al nivel de las pirámides de Egipto. El islote de Es Vedrá, junto al Peñón de Ifach (Calpe, Alicante) y la costa suroeste de la isla de Mallorca forman el “Triángulo del Silencio”, una zona que dicen que tendría características parecidas al “Triangulo de las Bermudas”.

Increíble, ¿verdad? Pues ahora te contamos más…

Pescadores que han ido por la zona afirman que mientras navegaban han visto debajo del mar objetos extraños. Al mismo tiempo que cuando pasaban entre Es Vedrá y Es Vedranell (otro islote más pequeño situado justo al lado) en los controles de navegación estaban todas las agujas moviéndose de un lado para otro de forma alterada. Otro testimonio, concretamente José Amengual, campeón de España de caza submarina, declaró sentir entre esas aguas unos extraños ruidos metálicos de gran intensidad y al mismo tiempo varios bancos de peces cambiaban el rumbo sin ningún control.

Pero si alguien sabe realmente sobre el tema y es quien nos ha mantenido informados a lo largo de los años, es el periodista y escritor Josep Riera, que escribía para el Diario de Ibiza. Comentó que el 11 de noviembre (mes 11) del año 1979, a las 11 de la noche, un avión se dirigía a Tenerife desde Palma de Mallorca y pasando por el islote estuvo más de ocho minutos acosado por un objeto volador no identificado por el cual tuvieron que hacer un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Valencia de Manises.

Después de pasar un día visitando Cala d´Hort para ver el islote de es Vedrá o incluso para los más atrevidos que quieran navegar o bucear por la zona, el mejor sitio para descansar es el Hotel Cas Pla. Te puedes relajar en nuestra sauna y jacuzzi e irte a dormir en una de las habitaciones que tenemos para cargar pilas y empezar un nuevo día desayunando en la terraza del hotel. ¡Reserva tu habitación!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Mediante el uso de nuestro sitio web usted acepta todas las cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.    Leer más
De acuerdo